Banco de la República / Programas de Prevención y Promoción

Programa de Hipertensión

Generalidades de la Hipertensión Arterial

¿Qué es la presión arterial?

El corazón es el músculo encargado de bombear sangre a todo el cuerpo (6 litros por minuto). Cuando se contrae, genera el punto máximo de la presión arterial denominado presión arterial sistólica (PAS), y cuando está en reposo, genera el punto mínimo de presión arterial que se conoce como presión arterial diastólica (PAD).

Por lo anterior, la presión arterial (PA) no es más que la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias y, cuando esta presión aumenta de manera persistente, estamos ante un estado de hipertensión arterial.

 

¿Cómo se mide la presión arterial?

Para ello se utiliza un aparato denominado esfingomanómetro y en la lectura de la presión arterial se utilizan dos valores: uno para la PAS y el otro valor para la PAD.

Generalmente, se escriben uno arriba del otro o uno antes del otro. La interpretación de los valores es la siguiente:

  • Cifras menores a 120/80 son normales.
  • Cifras mayores o iguales a 140/90 indican hipertensión arterial.
  • Cifras de PAS entre 120 y 139 y PAD entre 80 y 89 indican pre-hipertensión.

El estado pre-hipertensivo puede producir complicaciones serias y por tanto, las personas con este diagnóstico deben iniciar un plan de manejo.

 

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial (HTA) o presión alta se define como un hallazgo persistente en los valores de presión arterial sistólica (PAS) mayor o igual a 140 mm Hg, ó, de presión arterial diastólica (PAD) mayor o igual a 90 mm Hg.

En resumen, la hipertensión es una enfermedad de la pared arterial, un factor de riesgo para desarrollar complicaciones cardiovasculares y una cifra igual o mayor de 140/90 mm Hg.

 

¿Cuál es la causa de la hipertensión arterial?

En el 95% de los casos la causa es desconocida (denominada hipertensión arterial primaria o esencial). Sólo en el 5% de los casos se puede identificar una causa específica (llamada hipertensión arterial secundaria).

Factores relacionados con la hipertensión arterial

Aunque no se ha podido establecer una relación directa entre factores predisponentes y la enfermedad, se han identificado algunos factores relacionados con la hipertensión arterial:

  • Tabaquismo (uso habitual de cigarrillo o tabaco).
  • Alcoholismo.
  • Sedentarismo (ausencia de actividad física regular).
  • Obesidad.
  • Colesterol alto.
  • Ingesta abundante de sal (sodio) y grasa.
  • Enfermedades renales.
  • Enfermedades cardiacas.
  • Accidente cerebro vascular.
  • Hipertensión en la familia.
  • Raza negra.

 

¿Cómo se manifiesta esta enfermedad?

La hipertensión arterial también es llamada "asesino silencioso", pues usualmente no presenta síntomas. Ocasionalmente, hay personas que pueden presentar síntomas relacionados con la HTA como cansancio generalizado y dolor de cabeza. Si usted considera que está presentando síntomas de HTA, consulte con su equipo de salud para programar un monitoreo de su PA en un período de tiempo y definir si usted presenta hiper tensión arterial o no.

 

¿Qué medicamentos pueden subir la presión arterial?

Algunos medicamentos como las anfetaminas, las gotas nasales, los corticoides, el uso crónico de antiinflamatorios y los anticonceptivos orales, pueden producir un aumento de la presión arterial.

Es frecuente encontrar que en pacientes que tenían su presión arterial controlada, se vuelve más difícil su control por el uso de estos medicamentos. Los descongestionantes nasales pueden provocar hipertensión porque contienen sustancias vasoconstrictoras que alivian la congestión nasal pero pueden provocar un aumento de la presión arterial.

Por su parte, los anticonceptivos orales pueden producir hipertensión arterial en un 5% de los casos. Se asocian con hipertensión en las mujeres con sobrepeso o en aquellas que son mayores de 35 años.

« Regresar a Programa de Hipertensión    |     Siguiente »