Banco de la República / Programas de Prevención y Promoción

Programa de Diabetes

Tratamiento de diabetes con insulina

Almacenamiento de insulinas

Los frascos y cajas de cartuchos sin abrir deben mantenerse en el refrigerador (no en congelador) y protegidos de la luz. Deséchelos si ya cumplieron la fecha de vencimiento o si el producto lleva más 8 días sin ser usado.
No congele ninguna insulina. Si esto ocurre, deséchela.

Olvido de una dosis

NPH:

  • No hay problema si no va comer en los siguientes 60 minutos. No aumente la dosis para la siguiente aplicación.

Cristalina:

  • No hay problema si no va comer en los siguientes 30 minutos. No aumente la dosis para la siguiente aplicación.

Lispro:

  • No hay problema si no va comer en los siguientes 15 minutos. No aumente la dosis para la siguiente toma.

Glargina:

  • Aplíquese la dosis completa si no han pasado más de dos horas desde la hora habitual.
  • Si el olvido lleva más de dos horas pero menos de 12, aplíquese la mitad de la dosis y al día siguiente continúe con su esquema habitual.
  • Si el olvido lleva mas de 12 horas pero menos de 18 horas, haga una glucometría: si está por encima de 200 md/dl aplíquese la mitad de la dosis, si el nivel está por debajo de 200 mg/dl espere a la próxima hora habitual para su siguiente aplicación.
  • Si faltan menos de 6 horas para la siguiente dosis, siempre espere la hora de la siguiente dosis.


Sobredosis

Aplicar una dosis mayor a la recomendada puede producir una baja de azúcar (hipoglicemia) severa y por esto es necesario consultar inmediatamente a un servicio de urgencias. Las bajas de azúcar (hipoglicemia) severas pueden poner en peligro su vida.

La insulina es la hormona que controla el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre.

Las personas con diabetes tipo 1 pueden no tener suficiente insulina ya que el páncreas no la produce. En el caso del tipo 2, los pacientes no producen suficiente insulina o las células no responden a esta y por tanto el azúcar se acumula en la sangre. Por esta razón, es necesario usar insulina para controlar y mantener un nivel normal de azúcar en la sangre, y así evitar las complicaciones asociadas: ceguera e insuficiencia renal.

La insulina, que se administra por medio de inyecciones, cuenta con diferentes clases y su diferencia radica en el tiempo que transcurre desde su aplicación hasta el inicio de su efecto y el tiempo que dura su acción en el cuerpo.

Tipos de insulina

  • De acción muy corta, tal como la insulina lispro que empieza a actuar muy rápidamente: entre 5 y 15 minutos y su acción dura de 3 a 4 horas.
  • De acción corta, tal como la insulina regular (R) que empieza a actuar dentro de un lapso de 30 minutos y su acción dura entre 5 y 8 horas.
  • De acción intermedia, como la insulina NPH (N) o lenta (L) que empieza a actuar en un lapso de 1 a 3 horas después de su administración y su acción dura entre 16 y 24 horas.
  • De acción prolongada, como la insulina ultralenta (U) que no actúa hasta 4 o 6 horas después, pero su acción dura de 24 a 28 horas. Otra insulina de acción prolongada, llamada glargina, empieza a actuar en un lapso de 1 a 2 horas después de su administración y su acción dura 24 horas.
  • Pre-mezclada, es decir dos tipos de insulina mezclados en un frasco, que empieza a actuar en un lapso de 30 minutos y su acción dura de 16 a 24 horas.

« Regresar a Programa de Diabetes    |     Siguiente »