Banco de la República / Programas de Prevención y Promoción

Programa de Diabetes

Pie Diabético

Por todo lo anterior es necesario que usted, como paciente diabético, aprenda cuatro aspectos importantes sobre el cuidado de sus pies:

1. Cuidado de la piel

  • Revise sus pies todos los días en búsqueda de excoriaciones, heridas, ampollas o cualquier lesión de reciente aparición. En caso de hallar callosidades, no intente cortarlas, rebanarlas o extraerlas y no utilice callicidas ni ningún tipo de sustancia para quemarlos.
  • Antes de ponerse medias, seque bien sus pies.
  • No utilice medias gruesas, apretadas o que tengan cualquier tipo de labrado.
  • Si va a caminar por un tiempo prolongado, lubrique la piel con crema y en lo posible utilice tenis.
  • Nunca camine descalzo.
  • No ponga en contacto la piel de sus pies con bolsas o botellas con agua caliente, o cualquier otro medio externo de calefacción.
  • Ante cualquier alteración en la piel de sus pies o en la sensibilidad, infórmela a su equipo de salud.

 

2. Cuidado de las uñas

Cómo debe cortar sus uñas para evitar heridas que puedan ser la puer ta de entrada a infecciones:

  • Para evitar que las uñas crezcan demasiado, corte sus uñas semanalmente.
  • Procure que el corte sea recto pero evitando que picos o puntas sobresalgan. Así se evita que las uñas se encarnen o que las puntas lastimen a los demás dedos.
  • Lime con mucho cuidado cada uña, tratando que no presenten bordes filosos o asperezas.
  • Si tiene alguna uña encarnada, consulte con su equipo de salud, no se automedique ni realice ningún procedimiento.
  • Si usted presenta alguna limitación física o visual que le impida realizar por si mismo el cuidado de sus uñas, acuda a una persona entrenada para que lo haga por usted.

3. Recomendaciones sobre el uso de zapatos

  • Use siempre zapatos que protejan los pies de lesiones. Esta recomendación es permanente si usted tiene problemas de visión y/o menor capacidad para detectar el dolor.
  • Frecuentemente revise el interior de sus zapatos en busca de zonas ásperas o pedazos desprendidos que puedan causar irritación.
  • Utilice calzado de un material blando para que no se generen zonas de presión ni roces constantes con bordes bajos a la altura del tobillo, para no provocar heridas.
  • Prefiera calzado de punta redonda o cuadrada.
  • No utilice zapatos puntudos ni abiertos como chancletas o sandalias. ¿ En lo posible utilice zapatos sin tacones. Sí los usa, los tacones no deben superar los 3 centímetros de altura.
  • En la medida de las posibilidades cambie de zapatos después de cinco horas de uso. Esto cambia los puntos de presión durante el curso del día.
  • Use zapatos cómodos que se ajusten adecuadamente y que tengan espacio suficiente. Nunca compre zapatos que no tengan un ajuste adecuado, esperando a que se estiren con el tiempo.
  • Use zapatos hechos de lona, cuero o gamuza. No use zapatos hechos de plástico u otro material que no respire, ya que pueden entrar en contacto con la piel y producir ampollas o excoriaciones.
  • No utilice calzado con contrafuerte (pieza de cuero con que se refuerza el calzado en la zona del talón) demasiado curvo.


4. Recomendaciones sobre el uso de los calcetines

  • Los calcetines pueden suministrar una capa extra de protección entre el zapato y el pie.
  • Use calcetines limpios y secos.
  • Cambie los calcetines diariamente.
  • Use calcetines para dormir si sus pies acostumbran a permanecer fríos.
  • En clima frío, use calcetines calientes y limite su exposición al frío.

Su equipo de salud evaluará por lo menos una vez al año las condiciones de sus pies y verificará, mediante una serie de preguntas, sus conocimientos en el cuidado de ellos, examinando la sensibilidad y la circulación para establecer si es necesaria una intervención especial.

Recuerde: consulte inmediatamente si usted detecta cualquier alteración en la piel o sensibilidad de sus pies y mantenga niveles de azúcar en sangre controlados. El exceso de azúcar en sangre daña los nervios y arterias de muchos órganos.

 

« Regresar a Pie Diabético