Banco de la República / Programas de Prevención y Promoción

Programa de Diabetes

Medicamentos Orales para el Control de la Diabetes

El control de la diabetes depende de una adecuada alimentación, el ejercicio y los medicamentos. Si alguno de estos falta o no se utiliza adecuadamente, el control de las cifras de glicemia se dificultará.

En el tratamiento de la diabetes tipo 2 se usan medicamentos hipoglicemiantes (medicamentos que bajan el azúcar), los cuales pueden ser administrados vía oral (hipoglicemiantes orales) o inyectados (todas las formas de insulina que existen en el mercado).

  • Hipoglicemiantes Orales
  • Los hipoglicemiantes orales más usados
  • Advertencias y recomendaciones generales de los hipoglicemiantes orales

Hipoglicemiantes Orales

Hay cuatro grupos de hipoglicemiantes orales que pueden ser prescritos por su médico:

  • El primer grupo actúa sobre el páncreas, estimulando la producción de insulina y disminuyendo los niveles de azúcar en la sangre.
  • El segundo lo hace en el hígado, limitando la producción de azúcar y por tanto, favoreciendo la reducción de la glicemia.
  • El tercer grupo impide que el intestino absorba azúcar hacia el interior del cuerpo.
  • El cuarto incrementa la sensibilidad (respuesta) celular a la insulina, es decir, facilita el acceso del azúcar a cada célula del cuerpo.

Los hipoglicemiantes orales más usados son:

  • Sulfonilureas (Glibenclamida, Glimeperida, Glicazida)
  • Biguanidas (Metformina)
  • Inhibidores de la alfa glucosidasa (Acarbosa)
  • Tiazolidinedionas (Rosiglitazona)

Es importante señalar que ninguno cura la diabetes. Su efecto sólo genera que algunas personas (no todas) logren temporalmente un descenso en las cifras de glicemia.

Advertencias y recomendaciones generales de los hipoglicemiantes orales

  • La hipoglicemia (baja en los niveles de azúcar acentuados) se puede presentar si usted omite una comida, realiza ejercicio físico más de lo recomendado, consume alcohol o está bajo estrés.
  • Manténgase alerta ante los síntomas y signos de hipoglicemia: debilidad extrema, hambre, dolor de cabeza, irritabilidad, visión borrosa, sudor, problemas para hablar, temblores, dolor de estómago, taquicardia o confusión.
  • Si usted presenta uno o más de estos síntomas, consuma azúcar no dietética inmediatamente. Por ejemplo una gaseosa o un vaso de agua con tres cucharadas de azúcar.
  • Las hipoglicemias severas producen pérdida del conocimiento, convulsiones o la muerte. Si usted presenta hipoglicemia severa, debe ser trasladado al servicio de urgencias y no debe intentar consumir ningún alimento.
  • Es importante que sus familiares, amigos y compañeros de trabajo sepan que usted es diabético y que toma medicamentos. Así, podrán reconocer los síntomas de hipoglicemia severa y brindarle ayuda.
  • Informe al equipo de salud que lo está atendiendo acerca de las enfermedades que le han diagnosticado y de los medicamentos que toma habitualmente.
  • Los hipoglicemiantes orales son parte de un programa completo de tratamiento que incluye una alimentación balanceada, actividad física y bajar de peso. Por lo tanto, siga con las recomendaciones del programa en cuanto a alimentación, ejercicio y medicamentos.
  • Es muy importante que usted mantega la regularidad en el consumo de los medicamentos para obtener el mayor beneficio. Mantega una reserva del medicamento y evite que se le acabe por completo.
  • Los hipoglicemiantes orales se deben mantener en un lugar fresco, lejos de la humedad y el calor.
  • Verifique que su medicamento le está ayudando al control de las cifras de azúcar. Revise su nivel de azúcar en la sangre con regularidad como le ha indicado el equipo de salud.
  • Es muy importante que no falte a ninguna de las visitas establecidas por el equipo de salud.
  • Si usted toma hipoglicemiantes orales y se aplica insulina, su nivel de azúcar podría bajar. Siga todas las recomendaciones del equipo de salud para minimizar el riesgo de hipoglicemia.
  • Si usted presenta exceso de sed, hambre y está orinando más de lo normal, es posible que esté presentando hiperglicemia (nivel elevado de azúcar en la sangre), por lo cual le recomendamos ponerse en contacto con su equipo de salud.

Precauciones generales de los hipoglicemiantes orales

Hay cuatro grupos de hipoglicemiantes orales que pueden ser prescritos por su médico:

  • No use el medicamento si usted tiene antecedentes de reacción alérgica al medicamento formulado por su equipo de salud. Si usted desconoce estos antecedentes, busque atención médica de urgencias en caso de presentar ronchas, dificultad para respirar o hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.
  • No se conoce si los hipoglicemiantes orales pueden afectar al bebé durante la gestación o durante la lactancia. Si su
    equipo de salud le formula alguno de estos medicamentos, hágale saber que usted está embarazada, que planea
    estarlo o que está lactando.
  • No aumente ni reduzca la dosis de sus medicamentos formulados, sin antes hablar con su equipo de salud. Siga
    las instrucciones de la etiqueta y siempre consúmalos bebiendo un vaso de agua completo.
  • No conduzca u opere máquinas que requieran atención, hasta no tener ajustada la dosis requerida para el control
    adecuado de sus glicemias.
  • No use hipoglicemiantes orales si tiene diabetes tipo 1 o si se encuentra en estado de cetoacidosis diabética
    (póngase en contacto con su equipo de salud para manejo con insulina).

Preguntas que todo paciente diabético debe conocer sobre los hipoglicemiantes orales

¿Qué hacer si olvido una dosis?

  • Tome la dosis olvidada tan pronto se acuerde, pero solamente si usted está cercano a una comida. Si ya casi es hora para tomar la siguiente dosis, espere y tome solamente la próxima dosis a la hora regularmente establecida. No tome doble dosis del medicamento.

¿Qué hacer si tomo una dosis adicional?

  • Esté alerta ante los signos y síntomas de hipoglicemia y siga las recomendaciones anteriormente dadas para esta situación.
  • Si usted cree que puede presentar una hipoglicemia severa, dirijase al servicio de urgencias.

« Regresar a Medicamentos Orales para el Control de la Diabetes