Por eso creamos el programa "Contigo" de Cuidados Paliativos, una forma de buscar tu bienestar y el de tu familia en los momentos más difíciles. Poniendo a tu disposición un equipo especializado en el cuidado y atención de las personas que se encuentran con enfermedades crónicas avanzadas, progresivas e incurables.

Brindándoles un acompañamiento cercano y compasivo para que cada momento valga la pena.

pestaña

¿Qué son los Cuidados Paliativos?

 

Cuidados Paliativos es la rama de la medicina encargada de mitigar y reducir el sufrimiento y el dolor de los pacientes que sufren enfermedades crónicas avanzadas, progresivas e incurables con el fin de brindarles una mejor calidad de vida tanto para ellos como para sus familias.

 

En qué consiste el programa "Contigo"

 
Consulta médica Intervención de enfermeríaConsejero Espiritual
Intervención Psicología Trabajo Social
 

El Programa Contigo

 

cuenta con los siguientes niveles de atención:

Atención domiciliaria
 

Atención domiciliaria

  • Atención domiciliaria con médicos, enfermeras, psicólogo, trabajador social, consejero espiritual.
  • Ayudas diagnósticas (laboratorio clínico).
  • Procedimientos básicos (curaciones, cambios de sondas, catéteres subcutáneos).
  • Terapias.
Atención domiciliaria
 

Atención ambulatoria

  • Atención ambulatoria con médicos, enfermeras, psicólogo, trabajador social, consejero espiritual.
  • Ayudas diagnósticas (laboratorio clínico), procedimientos básicos (curaciones, cambios de sondas, catéteres subcutáneos).
  • Atención en clínica día.

 
Atención domiciliaria
 

Atención Hospitalaria

  • Hospitalizaciones de alta y mediana complejidad.
  • Atención por equipo médico, enfermería, trabajo social, psicología y consejería espiritual.
  • Atención en Hospice.


 
 

Servicios no incluidos
en el Programa Contigo:

  • Auxiliar de enfermería para acompañamiento y/o cuidador.
  • Servicios de no cobertura por parte de medicina prepagada.

Si soy un cuidador, ¿Qué pautas debo seguir?

El control efectivo del dolor requiere tratamientos adaptados a las necesidades de cada paciente, por lo que las dosis de analgésico y respuesta al tratamiento son individuales y varían de una persona a otra.

  • Se recomienda utilizar la vía oral para suministrar los analgésicos. Si esto no es posible debido a vómitos incontrolables o dificultad para tragar, se pueden utilizar vías alternas como la subcutánea, transdérmica o endovenosa.
  • Los analgésicos se administran a intervalos regulares, por horario, y dosis indicadas, con el fin de mantener un efecto y duración en el tiempo en búsqueda de evitar la reaparición del dolor.

En muchas ocasiones los pacientes pueden presentar dificultades para orinar, manifestar dolor y sensación de peso en la parte baja del abdomen o presentar una eliminación frecuente de pequeñas cantidades con dolor. El cuidador y/o acompañante pueden tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Si es hombre, ayúdelo a pararse o utilice el pisingo
  • Coloque paños de agua caliente y luego de agua fría en la parte baja del abdomen.
  • Abra la llave del agua para que el paciente escuche el ruido del agua y así lo estimula para que orine.
  • Si el paciente requiere el uso de pañal u otros dispositivos para dar control a la incontinencia, cámbielos con la frecuencia necesaria para evitar irritaciones en el área perineal. Proteja el colchón con un plástico.
  • Cuando realice el cambio de pañal o de la cama, utilice guantes y realice un buen lavado de manos.

Mantener la higiene del paciente aumenta su confort y puede mejorar su ánimo; esta debe ser de manera programada, aplicando una serie de pasos para no desnudar por completo al paciente y así proteger su intimidad, para ello le recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Si el paciente puede ser trasladado al baño, utilice una silla plástica con brazos, para sentarlo bajo la ducha y allí realizar el baño. No lo deje solo y utilice todas las medidas posibles para evitar accidentes.
  • Si por el contrario el paciente se encuentra postrado en cama, inicie el baño de la cabeza hacia los pies y por último realice la higiene de los genitales. Asegúrese de que el agua esté tibia y no queden residuos de jabón en la piel. Seque muy bien los pliegues y zonas como la axilar, cuello, inguinal, mamas, etc.; con el fin de evitar lesiones o aparición de hongos.
  • Mantenga el cabello limpio y organizado, al igual que las uñas y los oídos.
  • Si al realizar los movimientos propios del baño, el paciente presenta dolor, administre una dosis de rescate 10 - 15 minutos antes de iniciar la actividad.

Las náuseas y el vómito, que pueden ser provocados por los tratamientos oncológicos y/o por la enfermedad propiamente, impiden que los pacientes puedan comer y recibir los medicamentos por vía oral. Para mitigar estos síntomas desagradables puede ayudarse siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Mantenga la boca limpia y húmeda.
  • Conserve la habitación del paciente limpia y libre de olores fuertes o desagradables.
  • Permita que el paciente consuma los alimentos despacio, sentado y haciendo pausas entre cada comida. Evite suministrar líquidos con las comidas.
  • Mantenga la cabecera de la cama elevada, durante y después de la administración de alimentos. De igual manera evite acostar al paciente después de las comidas.
  • Ofrezca porciones pequeñas, agradables y con una temperatura justa para el paciente.
  • Invite al paciente a consumir trozos de hielo antes y después de consumir los alimentos.

La agitación y falta de aire asusta al paciente y su familia, por lo que es importante que el cuidador mantenga la calma para que el paciente no se preocupe más. Estas son unas de las recomendaciones para reaccionar es estos casos:

  • El uso de opioides fuertes, está indicado para el control del ahogo, por lo tanto, es importante administrarlos en las dosis y frecuencia ordenadas por el médico del equipo del "Programa Contigo".
  • Suministre oxígeno de acuerdo a las recomendaciones médicas, evaluando la sensación de bienestar del paciente. Si por el contrario, el oxígeno genera malestar y/o sensación de ahogo, evite aumentar el flujo o la cantidad del mismo.
  • Siéntese junto al paciente, tómelo de la mano y acompáñelo. Mantenga una luz tenue y un ambiente cálido durante las noches, que le proporcionen seguridad y tranquilidad al paciente.
  • Retire la ropa apretada, coloque ropa suelta y fresca. Retire las cobijas o mantas pesadas.
Descarga aquí la guía

Este servicio se presta en:

 

Bogotá

Clínica Reina Sofía

Av Calle 127 # 20-78
Consultorio 1-201 Edificio Horizonte.
Teléfono: 6252111 ext 5717653

Clínica Universitaria Colombia

Calle 23 # 66-46 - Consultorio 816
Edificios de Consultorios
Teléfono: 5948650 ext 5716726

Unidad de Cuidados Paliativos Presentes

Calle 127B # 46-18
Teléfono: 7559218 - 7559219

Cali

Clínica Sebastián de Belalcazár

Avenida 4 Norte # 7 N - 81
Teléfonos: 6607001 Ext 5722711 - 5722710 - 5723939

Bucaramanga

Fundación Cardiovascuar zona Franca SAS

Zona Franca KM 7 Vía Piedecuesta- Vereda Mensuli
Teléfono 6394040 Ext 1

Centro Médico Colsanitas en Bucaramanga

Carrera 26 A 50 -20
Teléfono 6855000

Barranquilla

Torre Médica del Mar

Calle 85 # 50 - 37
Consultorios 707- 708 -709- 302 y Local 16
Teléfono: +57(5) 322 1616

Descarga aquí la guía